Introducción a tus primeras configuraciones de equipo fotográfico de estudio

Elinchrom, el experto suizo en equipos de iluminación, junto al reconocido fotógrafo Mark Cleghorn,  ha preparado una guía básica de primeros pasos en esquemas de iluminación para flashes de estudio, una excelente idea para comenzar a jugar con tus luces y obtener claves tonales que te permitirán llevar tu fotografía al siguiente nivel.

 

Low Key, Mid Key y High Key. 3 configuraciones de iluminación fundamentales

 

El fotógrafo Mark Cleghorn nos muestra 3 configuraciones principales que todo fotógrafo amateur necesita saber para comenzar a trabajar con flashes. En cuestiones de equipo, todo lo que necesitas son 2 flashes (trabajo ideal para tus D-Lite RX) y probar las 3 técnicas de iluminación fotográfica o claves tonales más conocidas: Clave Baja "low-key", Clave Media "mid-key" y  Clave Alta"high-key".

Una vez que te familiarices con estos conceptos de iluminación, podrás dominar casi cualquier tipo de configuración de flash de estudio.

 

¿Qué son las claves tonales?

 

Son esquemas de repartos tonales en una escena. Permiten identificar la distribución de los tonos y el predominio de algunos de ellos para determinar la expresión de la imagen. Como referencia podemos determinar la clave tonal en una imagen si sobrepasan el 10% de una imagen.

Esquema de las Claves Tonales. Tomado del sitio josebruiz.com

 

Low Key o Clave Baja

 

Es una técnica de iluminación muy usada en fotografía y en cine, tiene sus orígenes en las antiguas pinturas renacentistas, su objetivo es crear un ambiente dramático y misterioso. Puedes reconocer este tipo de iluminación observando el contraste, por lo regular la Clave Baja tiene un contraste alto, es decir, una amplia separación entre las zonas que tienen luz y las zonas que tienen sombras en una foto o video.


Si eres fan del trabajo de  Josef Koudelka o Joel-Peter Witkin, sabrás entonces que mucho de su trabajo está hecho en “Clave Baja”; precisamente buscaban imprimir ese dramatismo captando detalles precisos en las sombras. 

 

Foto: Josef Koudelka 

 

Esquema

 

Obtener una imagen en Clave Baja es extremadamente simple. Usarás una luz principal para iluminar al sujeto. Imagínate la esfera del reloj con una luz de llave situada entre los números 3 y 9. La segunda luz se usará para separar el sujeto del fondo. Esta luz mostrará solo una parte del sujeto y debe colocarse exactamente en el lado opuesto a la luz principal. Como se muestra en la siguiente imagen.

 

Mid Key o Clave Media

 

La Clave Media (Mid Key) mantiene los tonos de la fotografía justo en medio de la Clave Alta y Baja, ni demasiado brillantes ni demasiado oscuras. La iluminación de la Clave Media se enfoca en los tonos medios mientras mantiene al sujeto más brillante que el fondo.

Foto: Moments In Digital Photography

 

Esquema

 

La Clave Media es fácil porque puede lograrse con un sólo flash. Simplemente coloca tu sujeto no muy lejos del fondo y la caída de la luz producirá un tono de gris muy agradable detrás de tu sujeto. Por supuesto, puedes usar otra luz para poner un poco de énfasis en el cabello o alguna parte del cuerpo.

 

High Key o Clave Alta

 

Finalmente tenemos la Clave Alta, aquí las altas luces son el tono dominante y no existen negros puros, sino grises suaves. Es una de las técnicas que se usan mucho en fotografía de bebés y retratos, da un toque muy etéreo y angelical. 

Foto: Maryna Cotton / Photowise Studios

Esquema

 

A pesar de que el esquema para lograr este tipo de clave tonal es más complicado que las dos anteriores, no es imposible de lograr. Mark nos aconseja hacerlo de la siguiente forma.

"Ten en cuenta que básicamente el fondo se iluminará con una luz. Por lo tanto, uno de tus flashes va a estar completamente dedicado a la parte posterior para que se vuelva blanco. Lo más fácil es colocar esta luz detrás de tu sujeto para que se dirija a la parte posterior.”

El otro flash será la luz principal para tu sujeto. Cuida de no sobreexponer tu toma, prueba suavizar tu luz o en el peor de los casos usarla de forma indirecta.


Bien, con este pequeño resumen de las claves tonales y sus esquemas de iluminación ahora tienes las bases para empezar a practicar, recuerda que no hay reglas escritas y existen varias formas de llegar a este resultado, la fotografía es mucho cuestión de práctica y experimentación. Prueba estos tips y veamos hasta dónde puedes llegar.  El límite lo pones tú.


¡Nos leemos! 

Con información de:
Elinchrom
Fujifilm México  
Confederación Española de Fotografía